jump to navigation

Alcance de las Ondas de Radio o Hertzianas septiembre 24, 2009

Posted by Asociación de Radioexperimentadores del Estado de Yucatán, A.C. in Propagación de las Ondas de Radio.
trackback

Propagación ondas de Radio

Propagación en función de la gama de frecuencia

Ismael Escalona Reveron     rei_alkon[arroba]hotmail.com

República Bolivariana de Venezuela             Cátedra: Electrónica

Cúa, octubre de 2006       Ondas kilométricas

Se propagan principalmente muy a baja altitud, por onda de suelo. Su gran longitud de onda permite el rodeo de los obstáculos. Para una misma distancia del emisor, el nivel de la señal recibida es muy estable. Este nivel disminuye tanto más rápidamente cuanto más se eleve la frecuencia. Las ondas de frecuencia muy baja penetran un poco bajo la superficie del suelo o el mar, lo que permite comunicar con submarinos en inmersión. Aplicaciones corrientes: radiodifusión sobre Grandes Ondas (Francia-Inter, RTL…), difusión de las señales horarias (relojes de radiocontroladores)… La potencia de estos emisores es enorme: a menudo varios megavatios para obtener un alcance que puede llegar hasta 1000 km .

Ondas hectométricas        

Las estaciones de radiodifusión sobre la banda de las Pequeñas Ondas (entre 600 y 1500 kHz) tienen potencias que pueden llegar hasta varios centenares de kilovatios. Apenas utilizan la onda de suelo para cubrir una zona que no sobrepasa una región francesa pero se benefician después de la puesta del sol de los fenómenos de propagación ionosférica

Ondas decamétricas

Las ondas cortas, bien conocidas por los radioaficionados, permiten conexiones intercontinentales con potencias de algunos milivatios si la propagación ionosférica lo permite ya que la onda de suelo sobre 2 ó 3 MHz apenas lleva más allá de algunas decenas kilómetros. Entre 1 y 30 MHz, la reflexión de las ondas sobre las capas de la ionosfera permite liberarse del problema del horizonte óptico y obtener con un único salto un alcance de varios millares de kilómetros.

Pero estos resultados son muy variables y dependen de los métodos de propagación, el ciclo solar, la hora del día o la temporada. Las ondas decamétricas cedieron el paso a los satélites aunque los cálculos de previsión de propagación permitieran predecir con una buena fiabilidad las horas de apertura, las frecuencias máximas utilizables y el nivel de la señal que se recibirá.

Ondas métricas

Las ondas métricas corresponden a frecuencias incluidas entre 30 y 300 MHz que incluye la banda de radiodifusión FM, las transmisiones VHF de los aviones, la banda radioaficionado de los 2m, 6 m … se propagan principalmente en línea recta pero consiguen pasar los obstáculos de dimensiones que no superan algunos metros. Se reflejan sobre las paredes, rocas, vehículos y excepcionalmente sobre nubes ionizadas situadas en la capa E, hacia 90 km de altitud lo que permite conexiones por más 1000 km . En tiempo normal, el alcance de una emisora de 10 vatios en una antena omnidireccional es de algunas decenas de kilómetros pero sucede también que el índice de refracción para estas frecuencias haga curvarse hacia el suelo una onda que se habría perdido en el espacio. Son entonces posibles las conexiones con algunos centenares de kilómetros

Ondas decimétricas e hiperfrecuencias

Mientras más aumenta su frecuencia, el comportamiento de esta onda se asemeja al de un rayo luminoso. Los haces hertzianos permiten conexiones a la vista, como el Telégrafo de Casquillo, pero por todo el tiempo y con producciones de información de los mil millones de vez más elevado. Ningún obstáculo de tamaño superior a algunos decímetros debe encontrarse sobre el trayecto del haz.

Estas ondas se reflejan fácilmente sobre obstáculos de algunos metros de dimensión; este fenómeno es explotado por los radares, incluidos los utilizados en los bordes de las carreteras. Y gracias a los reflejos sobre los edificios es posible utilizar un teléfono portátil sin estar en vista directa con la antena de enlace, pero las interferencias entre ondas reflejadas dificulta la comunicación, obligando al usuario a cambiar de lugar o a desplazarse simplemente de algunos metros. Sobre 10 GHz con una potencia de algunos vatios y antenas parabólicas de menos de un metro de diámetro, es posible efectuar conexiones a varios centenares de kilómetros de distancia sirviéndose una elevada montaña como reflector. Arriba de 10 gigahertz, el fenómeno de difusión puede manifestarse sobre nubes de lluvia, permitiendo a la onda alcanzar lugares situados más allá del horizonte óptico.

____________________________________________________________

Condiciones de propagación típicas en las diferentes bandas de aficionados

Introduction to HF Radio Propagation, IPS Radio & Space Services

Harry Helms (AA 6FW), All About Ham Radio, High Text Publications, Inc.


Copyright © 2004 – 2005 Miguel Ricardo Ghezzi – LU 6ETJ – Argentina..

160 m

Situada apenas arriba de la porción asignada a las emisoras de broadcasting de AM en ondas medias, es la única banda de aficionados que comparte características de propagación similares a las de estas emisoras, sobre todo muy buen alcance sin distancia de salto por onda superficial, siempre y cuando se utilicen antenas con polarización vertical, pues las ondas de superficie horizontales son rápidamente absorbidas por la tierra.
Aunque las condiciones de propagación en esta banda son muy interesantes, la altura de las antenas horizontales (en términos de longitud de onda) que pueden utilizar los aficionados suele ser muy exigua por lo cual la energía irradiada en los ángulos bajos que harían posible comunicados a mayores distancias es pobre, por ello no se recomiendan dipolos horizontales (ni antenas en V invertida), sino antenas verticales (cargadas, si es necesario, con bobinas y sombreros capacitivos) o en “L” invertida.
Durante el día la intensa ionización de la capa D hace prácticamente imposible que las señales puedan atravesarla, aún con incidencia prácticamente vertical, por lo cual no son posibles comunicados vía capa E o F2.
La operación en DX se ve favorecida en los ciclos de mínima actividad solar porque la capa D se debilita más rápidamente al atardecer, aunque se mantiene cierta absorción remanente de la capa E por rayos cósmicos, rayos X de origen galáctico y dispersión de la radiación solar en la corona terrestre. También por similares razones, los atardeceres de invierno ofrecen buenas chances de lograr distancia. También durante los períodos de menor actividad solar las condiciones se favorecen porque hay menos actividad geomagnéticas.
La capa D puede llegar a debilitarse al punto que puede ser atravesada (aunque con gran atenuación), en invierno, con poca actividad solar en altas latitudes permitiendo la refracción por la capa E.
El alcance diurno con ondas de superficie se sitúa en el orden de los 150 a 200 km.
Luego de la puesta del sol, cuando se ha disipado gran parte de la capa D, la propagación por onda ionosférica permite comunicados a distancias que típicamente alcanzan varios cientos de km en verano y varios miles durante el invierno. La capa E es importante para la propagación nocturna.
La recepción es perturbada por ruidos estáticos ocasionados por las tormentas y la actividad convectiva de la atmósfera, particularmente en verano y en bajas latitudes. Los ruidos de origen artificial también tienen mayor intensidad porque los aparatos que los producen suelen generar más energía en frecuencias bajas.

80 m

La propagación por ondas superficiales proporciona buenos comunicados locales durante el día y la noche, aunque al igual que en 160 m ella es posible sobre todo si se emplea polarización vertical, también se logra reducir el fading local característico producido por la llegada simultánea de la onda con la reflejada en la ionosfera, pues las antenas verticales suelen emitir poca energía en ángulos de radiación elevados que son los que producen los reflejos hacia las zonas cercanas.
Comparte características con la banda de 160 m, pero tiene ventajas sobre ella con propagación por onda ionosférica (celeste) y son más frecuentes los contactos a varios miles de km pues atraviesa mejor la capa D. También es una banda que otorga sus mejores resultados para DX en los períodos de mínima actividad solar y en invierno. Durante el verano el ruido atmosférico es más alto y la absorción de la capa D es más importante. Durante el día pueden esperarse buenos comunicados por onda de superficie y/o ionosférica sobre distancias que fácilmente alcanzan los 400 km, lográndose mayores distancia en invierno y con poca actividad solar.

40 m

Es una de las favoritas y clásicas bandas para QSO local y DX. Durante el día, durante períodos de actividad solar media a alta o verano, proporciona condiciones favorables a corta distancia sin zona de salto porque la frecuencia crítica está por encima de los 7 MHz, pero la alta densidad de la capa D debilita fuertemente las señales de ángulos bajos necesarias para lograr distancia. En estas condiciones son normales contactos sobre distancias de 0 a los 400 a 500 km pudiendo alcanzar fácilmente los 600 a 800.
Durante el invierno estos rangos se amplían a casi el doble, aunque puede aparecer una amplia zona de silencio debido a la disminución de la frecuencia crítica.
Hacia el final del día y por la noche, cuando se ha desvanecido totalmente la capa absorbente D (que afecta principalmente a las señales de ángulos de radiación bajos favorables para el DX), son usuales contactos que superan los 1500 km. El mundo es una posibilidad bien tangible en esta banda.
Durante los períodos de baja actividad solar se logran comunicados intercontinentales muy frecuentes sobre el atardecer (aunque la mejora no es tan notable como en 160 u 80 m), pero al mismo tiempo se reduce la posibilidad de realizar contactos confiables a corta distancia porque la frecuencia crítica disminuye por debajo de los 7 MHz, sobre todo en invierno, dando lugar a amplias zonas de silencio (“skip”). En estas condiciones, la densidad de la capa F2 no alcanza a ser suficiente para devolver las señales de corta distancia que se basan en señales con incidencia cercana a la vertical.
La comunicación por ondas superficiales prácticamente no es viable pues el campo se atenúa muy rápidamente pero ya pueden lograrse fácilmente antenas con ángulos de disparo razonablemente bajos para DX situándolas a alturas del orden de 1/2 onda o más.
El ruido estático y artificial (este último “por ahora”) en esta banda es lo suficientemente bajo como para proporcionar comunicados confortables la mayor parte del tiempo, aún durante el verano.

30 m

Esta es realmente una banda muy interesante por sus características de propagación de transición. Si contara con espacio suficiente para permitir QSO en los modos más populares sería sin duda una favorita por lejos. Actualmente los comunicados están limitados a CW y modos digitales.
Durante el día se logran  fácilmente distancias que superan los 1.500 km  pues, aunque la absorción de la capa D hace sentir sus efectos las señales tienen energía suficiente para perforarla y reflejarse en la capa F1 o F2. Durante la noche las capas F fusionadas casi siempre tienen densidad suficiente para proveer buenos enlaces con la mayor parte del globo.

Propagación por onda terrestre a partir de las bandas siguientes:

A partir de los 20 m (y mejorando a medida que se aumenta la frecuencia) comienzan a ser prácticas las comunicaciones por ondas terrestres (no confundir con ondas de superficie). La alturas, en términos de longitudes de onda, a las que suelen montarse las antenas ya proporcionan suficiente intensidad de campo en ángulos bajos como para utilizarlas para comunicados locales por onda espacial. En estas condiciones se obtendrán mejores resultados con antenas de polarización vertical por la menor absorción que sufren las ondas polarizadas verticalmente por parte del terreno.

20 m

Probablemente la banda para DX más popular. Durante el día es una banda que proporciona comunicados confiables a distancias de varios centenares hasta unos pocos miles de km. Durante el atardecer se abre y las condiciones hacen posibles comunicados a todas partes del mundo. Las comunicaciones normales se realizan únicamente por ondas celestes (ionosféricas), pero se consiguen buenos comunicados locales mediante ondas terrestres (no de superficie) sobre todo si la antena se encuentra algo elevada. Esta banda proporciona mejores resultados durante los períodos de mayor actividad solar, durante los cuales a menudo es una banda que permanece abierta para larga distancia durante casi todo el día y la noche. Aún durante los períodos de menor actividad solar pueden esperarse frecuentes aperturas para comunicados de larga distancia durante algunas pocas horas.
Debido a que la frecuencia crítica suele estar debajo de los 14 MHz en esta banda siempre hay una zona de silencio que comienza más allá del alcance proporcionado por la incipiente onda terrestre y alcanza a la distancia mínima de salto.
Aunque la capa E también proporciona comunicación es difícil advertir cuando ella es la responsable del comunicado, pero a menudo permite comunicaciones a distancias intermedias.
Los ángulos de radiación vertical más favorables para DX vía F2, están en el orden de los 3 a los 30 grados, pero los ángulos superiores a 15 grados son principalmente útiles para comunicados a distancias intermedias (Orr, 1959)

17 m

La diferencia de frecuencia con la banda de 20 m le da un comportamiento intermedio entre las bandas de 20 y 15 m.

15 m

La banda de 15 m comparte muchas de las características de la banda de 20 m, pero depende más de los ciclos actividad solar, ofreciendo mejores aperturas durante los períodos en que dicha actividad esta cerca de sus máximos convirtiéndose en una de las favoritas para DX intercontinentales. Las mejores condiciones se obtienen en los períodos de mayor actividad solar y durante el día, pero, debido a que hay muchos iones que no alcanzan a recombinarse permanece abierta durante la noche, hasta la salida del sol, donde nuevamente comienza el proceso de ionización. Durante los períodos de actividad solar mínima, puede permanecer cerrada durante todo el día, excepto limitadas aperturas. Con actividad solar intermedia es una banda diurna que ofrece muchas posibilidades

12 m y 10 m

Estas bandas son muy similares en su comportamiento. Para las comunicaciones a gran distancia dependen fuertemente de la actividad solar y se abren para comunicados a todo el mundo cuando dicha actividad alcanza sus máximos. La propagación mediante las capas F en estas bandas es excelente por la baja absorción de la capa D a estas frecuencias y el bajo ruido natural. Cuando los contactos se realizan debajo pero cerca de la MUF, las señales son muy intensas aún con muy bajas potencias lo cual permite sacar el máximo provecho a los equipos QRP. Cuando la actividad solar es alta está abierta durante el día hasta ya avanzado el atardecer. Durante la noche las capa F1 y F2 se fusionan manteniendo suficiente ionización para proveer comunicaciones a largas distancias. Las excelentes características de esta parte del espectro en sus períodos favorables han contribuido a la popularización de la actividad radial como hobby en la banda ciudadana situada en los 11m.
Al igual que en 6 m, Suelen producirse aperturas a varios centenares de km por capa E esporádica, difíciles de distinguir en los periodos de máxima actividad solar pero más patentes durante los mínimos.
Los ángulos de radiación vertical más favorables para DX vía F2, están en el orden de los 3 a los 18 grados, pero los ángulos superiores a 12 grados son principalmente útiles para comunicados a distancias intermedias (menos de 5.000 km) (Orr, 1959)

6 m

La banda de 6 m siempre ha sido una de las favoritas en los sueños de los aficionados de todo el mundo, aunque no son tantos quienes lo plasman en hechos. Es una banda cuyas hazañas son de leyenda. Comparte características tanto típicas de VHF, tales como muy buena posibilidad de contacto por onda terrestre con alturas de antena moderadas así como la posibilidad de aprovechar aperturas de propagación por onda ionosférica así como fenómenos de capa E esporádica, lluvias meteóricas e incipientes fenómenos de dispersión troposférica.
La propagación por medio de la capa F se da principalmente en los períodos de máxima actividad solar donde la frecuencia crítica puede alcanzar valores muy altos.
Las aperturas producidas por la capa E esporádica, ofrecen posibilidades para distancias que fácilmente pueden llegar a superar los 2.000 km. La capa E esporádica a menudo tiene superficie suficiente para hacer posibles comunicados intercontinentales por saltos múltiples y, debido a su naturaleza aleatoria, hace las delicias de aquellos que mantienen escucha durantes horas a lo largo de días, a la espera de uno de estos acontecimientos.

2 m

Dos metros es por lejos una de las bandas más populares de radioaficionados en todo el mundo. Las condiciones de propagación por ondas ionosféricas son prácticamente nulas, pero indudablemente sus excelentes condiciones para QSO por onda terrestre (espacial) la han convertido en favorita.
Aunque se han reportados comunicados por capa E esporádica son raros en comparación con 6m.
La dispersión troposférica ya comienza a jugar un rol importante en esta banda.
En épocas de estivales, el amanecer y el atardecer nos sorprende a menudo con aperturas a distancias que superan los 700 o 1000 km. La alegada presencia de “conductos” hace posible contactos que alcanzan y superan los 2.000 km-
Una estación montada con esmero puede esperar contactos confiables a distancias que exceden los 200 km y fácilmente superan los 400 o 500. especialmente en BLU, con antenas direccionales y razonable altura.

1,5 m

Es muy similar a la banda de 2m en sus condiciones y no abundaremos en detalles sobre ella.

70 cm

En esta banda, para todos los fines prácticos, puede considerarse que no hay propagación ionosférica.
Si bien pueden esperarse resultados similares a los de 2 m, en la práctica las distancias obtenibles resultan inferiores a las que ofrece la banda de 2m en igualdad de condiciones (aunque en esta última, en las ciudades, el ruido de origen artificial, la desensibilización y la presencia de un ruido de fondo espúrio resultante de la enorme concentración de emisoras hace que esta afirmación deba ser tomada con cautela). Aún así con una estación bien montada puede obtenerse resultados adecuados hasta distancias que superan los 350 km.

23 cm y superiores

En estas frecuencias las condiciones de propagación comienzan a presentar características típicas de las que rigen el espectro de microondas. En los contactos punto a punto deben considerarse los efectos de las denominadas “zonas de Fresnel” que están relacionadas con procesos de difracción que exceden el marco de este apunte (que, aunque están presentes en las demás bandas, no hay posibilidad de controlar en las instalaciones usuales).
Dejamos para la inquietud del aficionado más curioso la tarea de incorporar conocimientos adicionales.

___________________________________________________________

LA PROPAGACION DE LAS ONDAS

Parte 2( VHF) por  Orlando Chirino Perez, KT4KF

VHF… MAS ALLA DEL HORIZONTE (2 metros)

En los días tempranos de la comunicación en VHF se pensaba que como estas ondas se propagaban en línea recta no era posible mantener un contacto en la banda de 2 metros con otro punto más allá del horizonte visible. Con el advenimiento de mejores equipos y nuevos experimentos se pudo comprobar que hay diferentes formas en que estas ondas pueden llegar más allá del horizonte visible, hasta el “horizonte de radio”.

Aún bajo condiciones normales la estructura de la atmósfera cerca de la tierra hace que las ondas de radio (en la banda de 2 metros, por ejemplo) se doblen algo y sigan una senda que las matiene más cerca de la superficie que si fuesen en línea recta. Esto ocurre por la formación de areas o “burbujas” de aire del tamaño de la longitud de onda usada en la comunicación, 2 metros, con una densidad diferente al aire que les rodea. Cuando las ondas electromagnéticas atraviesan areas de diferente densidad, temperatura o conductividad eléctrica, las ondas se doblan, ésto es lo que se conoce como refracción. De esta forma el alcance de las ondas se extiende más allá del horizonte visible, un 15 % más de la distancia entre el transmisor y el horizonte visible, hasta lo que se llama, como mencioné anteriormente, horizonte de radio (“radio horizon”, en inglés).

De haber potencia, (más de 100 vatios) y una buena y alta antena (direccional, por ejemplo) la distancia puede extenderse mucho más. Esta forma de propagación se conoce con el nombre de “tropospheric scatter” (dispersión troposférica).

También ocurre que las ondas de radio al pasar por el borde de objetos como edificios, montañas, o la propia curvatura de nuestro planeta, que son del tamaño de 50 veces o más la longitud de la onda, tienden a doblarse ligeramente hacia abajo ya que la porción inferior de la onda va un tanto más despacio que la porción superior que continua a una velocidad normal (apróximadamente 300,000 kilómetros por segundo). Este comportamiento de las ondas de radio (VHF/UHF) se conoce en inglés con el nombre de “knife-edge diffraction”. Se entiende por todo lo dicho anteriormente que la altura de la antena, la ganancia de ésta, la potencia del transmisor y la sensitividad del receptor son factores muy importantes cuando trabajamos esta banda ya que estas ventajas usadas correctamente nos permitirán alcanzar mayores distancias en nuestras comunicaciones de 144 a 148 MHz. La importancia de estos factores debe tenerse muy en cuenta en la instalación de las repetidoras que tanto nos ayudan a extender la distancia en nuestros contactos.

EL EFECTO DE LA TROPOSFERA EN VHF

La tropósfera (o troposfera) es la capa de la atmósfera que se extiende desde la superficie de la tierra hasta una altura de unas 6 millas (10 km). Es ahí donde se forman ciertos patrones que definen el clima en nuestro planeta. Los vientos, las tormentas, las lluvias y otros factores meteorológicos tienen su origen en la tropósfera. Son algunos de estos factores meteorológicos, como veremos más adelante, los responsables de algunas condiciones muy interesantes en VHF.

Bajo condiciones normales, las ondas de radio de 2 metros se propagan en linea recta “doblándose” hacia abajo sobre el horizonte visible al atravesar secciones de aire de diferente densidad, llegando hasta un 15% más de la distancia entre el transmisor y el horizonte visible hasta el llamado horizonte de radio (radio horizon). A este tipo de refracción que ocurre sobre el horizonte visible se le llama “tropospheric scatter” (dispersión troposférica). Si se usa potencia (más de 100 vatios) y una alta y buena antena (direccional) la distancia del contacto puede ser mucho mayor. También ocurre que las ondas de radio se doblan ligeramente hacia abajo al pasar por el borde de edificios, montañas u otros objetos, que tienen un tamaño de 50 veces o más que la longitud de la onda. Esto sucede porque la porción inferior de la onda en estos casos se mueve un tanto menos rapido que la porción superior de la onda que mantiene la velocidad normal de cerca de 300,000 km/s. Este comportamiento de las ondas de radio se conoce en inglés con el nombre de “knife-edge diffraction”.

Hay otros cambios de temperatura y densidad del aire en la tropósfera que influyen en la refracción de las ondas de radio de VHF y pueden hacer que nuestras transmisiones se escuchen a grandes distancias. Por ejemplo, despues de un día caliente, una brisa fresca al anochecer que sopla del mar o de un lago puede hacer que el aire caliente suba. Un cambio en las condiciones del clima, como la entrada de un frente frío o la influencia de una alta presión pueden hacer que grandes masas de aire caliente suban y se establezcan sobre una capa de aire más fresco.

Estas condiciones producen una inversión de temperatura, un aumento de temperatura a mayor altura con aire caliente arriba y aire fresco o frío abajo. Esta situación puede durar horas o días y puede extenderse a veces por mil kilómetros o más. Las ondas de radio en las bandas de VHF  extenderán enormemente las distancias de alcance pues al pasar del aire frío al caliente serán “dobladas” hacia abajo por la capa de aire caliente y no se perderán en el espacio. Esta refracción tropósferica puede permitir contactos hasta más de 400 km si la inversión de temperatura está cerca de la superficie de la tierra, pero si la inversión ocurre a cientos de metros de altura y se extiende sobre una area grande, los contactos en VHF pueden llegar hasta 1000 km o más.

Lo que ocurre con las ondas de radio es similar a lo que ocurre con los rayos de luz (que también son ondas electromagnéticas) cuando producen un espejismo (“mirage”) al esparcirse sobre la capa de aire caliente que está encima de una carretera que ha sido calentada por el sol del día. Al mirar a la distancia, parte de la carretera nos parece como mojada, nos da la sensación de que hay como un espejo a lo lejos; las ondas de luz se esparcen, son reflejadas, al pasar del aire más fresco al aire más caliente cerca de la superficie de la carretera; la luz sufre una refracción pues atraviesa medios de diferente temperatura.

Eso es exactamente lo que les sucede a las ondas de radio durante una inversión de temperatura, son reflejadas hacia abajo al pasar de una masa de aire fresco a una masa de aire más caliente.

Cuando la inversión de temperatura ocurre entre dos capas de la atmósfera se forma un ducto o tunel troposférico. Estos ductos han propagado señales de VHF hasta más de 2500 km, pero si usted está localizado en una montaña arriba del ducto o por debajo de éste en una llanura, usted no puede aprovechar estas condiciones. Ductos de VHF de este tipo son comunes entre California y Hawaii, las Islas Bermudas y la costa este de Estados Unidos, entre otros. En algunos lugares del mundo, como en zonas del Oceano Indico, los ductos son tan frequentes, que son vistos como una condición normal.

Las inversiones de temperatura que producen la refracción o propagación tropósferica pueden ocurrir en cualquier día del año. En Miami, en el sur del estado de la Florida, donde resido, este modo de propagación es más común en la primavera y en el otoño. En los meses de setiembre, octubre y noviembre, por ejemplo, cuando el aire está caliente, brumoso, en calma y las noches son un poco más frescas, las condiciones estan dadas para una inversión de temperatura que permitirá contactos con toda la isla de Cuba, la península de Yucatán, en Méjico y las islas de Gran Caimán, en el Mar Caribe. En una ocasión, para mi propio asombro, hice varios contactos simplex en una noche con el oeste de Cuba usando 1 vatio de potencia y una antena Yagi de tres elementos. Con 5 vatios de potencia y una antena telescópica en un transceptor de mano (“hand-held transceiver”) he activado y mantenido contactos con una repetidora en 145.110 MHz que se encuentra en el oeste de Cuba, en la provincia de Pinar del Rio. Son frecuentes los contactos en VHF entre colegas de Miami y colegas de Cuba cuando se dan las condiciones que he descrito en este artículo.

Durante una inversión de temperatura las señales son fuertes durante toda la noche y el amanecer, a veces permaneciendo así durante las horas de la mañana. Recuerden que las  condiciones favorables ocurren durante las altas presiones y a la entrada de frentes fríos. También en cualquier día del año cuando el aire es humedo, caliente y hay “smog”, entonces se dan las condiciones al ser atrapado el aire más fresco debajo del aire caliente al caer la noche y comenzar a soplar la brisa de un lago o el mar.Una buena indicación de una inversión de temperatura es la aparición de señales de televisión de estaciones lejanas que entran con fuerza a través de la antena de nuestro televisor, a veces, incluso, interfiriendo estaciones locales.

Si le gusta hacer DX en VHF espero que este artículo haya sido de provecho para Ud. A parte de estos modos de propagación (inversión de temperatura y ducto troposférico) existen otras formas en que se propagan las señales de 2 metros y VHF en general. Hay buenos libros escritos por colegas que tocan estos aspectos y es importante repasarlos. Como un último punto, recuerde que nada puede substituir al buen radioaficionado que recorre las bandas a menudo hasta encontrar en cualquier momento esa agradable sorpresa que es una señal lejana de VHF.

Orlando Chirino Perez, KT4KF

About these ads

Comentarios»

1. orlkando - mayo 15, 2011

tiene su efecto considerable en la escala de frecuencias esta selección de frecuencia es todo un un estudio simplificado para el principiante, permite claramente tipificar sus causas y sus defectos para aplicarlas, en si es muy buena.
Orlando Plaza

2. Ismael escalona reveron - agosto 4, 2010

Saludos

Soy ismael escalona, el autor de este trabajo de investigacion, veo que mi trabajo ha sido de mucha ayuda para muchas personas en el mundo y ya se encuentra en varias paginas web…..

3. BETO - febrero 13, 2010

HOLA QUE TAL ES MUY INTERESANTE ESTE ARTICULO DE VERDAD. NO SE SI PODRIA MENCIONAR ALGUNOS DE LOS LIBROS O REVISTAS Y DONDE PUEDO COMPRARLOS YA QUE ME INTERESA MUCHO EL TEMA M ENCUENTRO EN ESTADOS UNIDOS SPERO PUEDA AYUDARME GRACIAS SALUDOS


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: